viernes, 29 de enero de 2016

Una segunda vida para una puerta

¡Bienvenidos a un nuevo tutorial!,

Lo primero de todo quería agradeceros la buenísima acogida que está teniendo el blog con casi 2.500 visitas en su primera publicación y por vuestros comentarios en la página de Facebook, sois un encanto, espero seguir haciendo cosas que os gusten :). Como os comentaba, uno de mis objetivos será reciclar algunos elementos de muebles antiguos para convertirlos en objetos decorativos que se usaran con otro fín.


En el tutorial de hoy transformaremos la puerta de un armario que ya estaba en desuso en una bonita bandeja decorativa.



Los materiales que necesitaremos serán:


Herramientas y otros útiles: Sierra de calar, lija, espátula, masilla para madera y taladradora.

Lo primero que haremos será quitar las bisagras y los topes que tiene la puerta.


Como la puerta que yo elegí tenía unas proporciones muy cuadradas le corte unos centímetros con la sierra de calar dos de los laterales para darle una forma más rectangular como indico con estas lineas imaginarias. 



Después, con ayuda de una espátula pequeña, taparemos con masilla para madera los huecos y agujeros que han dejado los herrajes.



Cuando la masilla haya endurecido la lijaremos para alisar la superficie y así como también el resto de la puerta para quitarle el barniz.



La limpiaremos para quitar el polvo que se haya producido y la pintaremos con pintura blanca muy diluida en agua para que se note la veta de la madera, haciendo un efecto de veladura. Si aún así veis que la pintura cubre demasiado pasarle un paño seco por encima antes que esta se seque para quitar el exceso.



En mi caso decoré el interior con lineas de diferente grosor en tonos verdes y blanco, para ayudaros podéis dibujarlas a lápiz con una regla y colocar sobre ellas cinta de carrocero. Si la vais a usar para decorar la podéis dejar con este acabado pero si le vais a dar un uso mas diario os recomiendo que le apliquéis una capa de barniz mate para proteger la pintura.


A continuación presentamos las asas para ver en qué posición irán colocadas, haremos unas marcas, realizaremos los agujeros con el taladro y para finalizar colocaremos los tiradores.



¡Y ya estaría acabada nuestra bandeja! Una pieza única y original, ¿quién se anima? ;).




Si quereis seguir las nuevas publicaciones os invito a clikear "me gusta" en su página de Facebook "Con otros ojos. Blog de diseño y decoración" o a través de Google+ Followers

¡¡¡Hasta pronto!!!

2 comentarios:

  1. me ha encantado este post! muchas gracias, solo me gustaría preguntarte una cosa, que numero de Lija has usado, x10 de primeras y has terminado no se x5?
    Muchas gracias y muy buen trabajo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo primero de todo ¡muchas gracias por tu comentario! Me alegra que te haya gustado el proyecto. Yo en mi caso utilicé un taco que grano grueso porque la capa de barniz era bastante importante, pero todo dependerá del barniz o la pintura de la puerta que vayas a utilizar. Tienes tacos de lija de grano grueso, medio o fino, no van numerados como el papel de lija. La verdad es que el lijado es la parte mas tediosa de este tipo de trabajos, ¡así que mucho ánimo! Un abrazo

      Eliminar